¿Por qué el steel frame permite ahorrar energía?

Una excelente capacidad aislante, eficiencia y velocidad de obra son las principales características que permiten reducir el consumo energético en las construcciones.





Una de las particularidades del sistema de construcción en seco es el ahorro energético, que comienza en el proceso mismo de construcción y se extiende hacia el uso cotidiano de la estructura. Por eso, son cada vez más los constructores, arquitectos y propietarios que lo eligen para desarrollar viviendas, locales comerciales, naves u otras superficies.


En esta nota te contaremos como podrás ahorrar energía con este método constructivo:

Tiempos de obra


Durante el proceso de obra, la velocidad de este sistema - que supera significativamente a los tiempos de la construcción tradicional -, permite reducir los costos de utilización de luz de obra, de energía necesaria para el funcionamiento de maquinarias y el empleo de portes requeridos para el traslado de elementos faltantes.


Traslados


Además, las estructuras son elaboradas con paneles que son diseñados y producidos en fábrica, en las medidas específicas que requiere cada edificación, lo que permite evitar el empleo de maquinaria pesada para el traslado y emplazamiento de las piezas.


Reducción de desperdicios


Por otro lado, genera una importante reducción en el desperdicio de materiales, como así también de posibles imprevistos que suelen traducirse en costos extra, como pueden ser un mayor tiempo de contratación de serenos, alquiler de contenedores y obradores, portes por falta de elementos, entre otros.


Previsión


El steel frame permite contar con mayor certeza en la previsión de cantidades necesarias de cada elemento, y de esa forma también prever con más precisión la estimación de valores.


Al mismo tiempo, se trata de un proceso de producción ágil, que se desarrolla en buena medida dentro de la fábrica, evitando así el condicionamiento por cuestiones climáticas.


Aislación


Por otro lado, una vez finalizadas, las obras construidas con este sistema cuentan con una gran capacidad de aislación térmica, lo que genera un importante ahorro en su climatización al evitar un uso excesivo de artefactos como aires acondicionados, calefactores o ventiladores.


La combinación de materiales en capas conforma una estructura que reduce el traspaso de temperatura entre el interior y el exterior. De esta forma, resulta más fácil, rápido y económico mantener los ambientes frescos en verano y cálidos en invierno.





Al mismo tiempo, la estructura de los paneles permite también preservar la acústica de la construcción, reduciendo de manera significativa la intromisión de sonidos externos.


FUENTE: La Voz del Interior

8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo